Plaza Mayor de Aínsa

Parece datar de los siglos XII y XIII, los de mayor auge de la villa, esto explica las enormes dimensiones de la misma y que, junto con la perfecta conservación de los edificios originales, la convierten en una de las más hermosas plazas medievales de España.

De planta trapezoidal más estrecha en la parte oriental que la occidental, todavía conserva restos de la primera muralla, el Portal alto que da a la calle Mayor (Gonzalo I) y el actual edificio del Ayuntamiento.
El elemento más característico son sus porches laterales, armónica sucesión de arcos de medio punto y ojivales, todos diferentes entre ellos.
Bajo los soportales y a ambos lados hay dos  prensas comunales de vino que utilizaban todos aquellos vecinos del pueblo que no tenían la suya partícular para obtener el mosto del las uvas de su cosecha.
Fue escenario de numerosas ferias y mercados. Hoy en día todavía se conserva la ”Ferieta de Ainsa”, el primer  fin de semana de febrero ,y la “Expo-feria” del Sobrarbe, el fin de semana anterior al 14 de septiembre.

Síguenos en Facebook