El tramo central del Pirineo, esa larga y majestuosa cordillera que va desde el Atlántico hasta el Mediterráneo, es la parte más abrupta, salvaje y espectacular de estas montañas. Aquí se encuentran sus picos más altos, sus valles más pronunciados y los últimos glaciares, así como una gran variedad de hábitats apenas alterados por la actividad humana y que sirven de refugio a un gran número de especies animales y vegetales.


Sobrarbe, una de las diez comarcas de la provincia de Huesca, abarca 2.200 kilómetroscuadrados de Pirineo Central y sierras del prepirineo, así como la cuenca del río Ara y la cabecera del Cinca con sus afluentes.

La Comarca de Sobrarbe se encuentra situada en la parte septentrional de la provincia de Huesca, limitando al norte con Francia, al este con la Ribagorza a través de la Sierra de Troncedo, Campanué y Ferrera; al sur con la comarca de Somontano por la sierra de Arbe y al oeste con el Serrablo, comarca del Alto Gállego, a través del puerto de Cotefablo y la Guarguera.

Actualmente en Sobrarbe viven poco más de 7.000 habitantes, dedicados en su mayoría a los sectores primario y terciario (servicios), y rodeados de un patrimonio natural y cultural tan rico como valioso.

La Comarcade Sobrarbe presenta una zona norte montañosa surcada por los valles de los rios Ara, Cinca y Cinqueta. La zona central está ocupada por diversas depresiones como Broto, Fiscal, Arcusa, La Fueva. Al sur aparecen las sierras prepirenaicas de Guara y Olsón.

Nos encontramos ante un espacio definido por su elevada altitud y por su topografía accidentada:

el 62 % del territorio se encuentra a más de 1.000 m. de altitud,
el 31% se sitúa entre 601 y 1000 m.
y sólo un 6% del territorio está situado entre 401 y 600m. de altitud.

Para entender la vida en Sobrarbe hay que conocer las referencias territoriales que los sobrarbenses tienen, como el concepto de país, que es la forma natural, familiar y afectiva de referirse a la comarca.

La comarca de Sobrarbe está formada por 19 municipios. Casi todos ellos engloban a varios núcleos urbanos, por lo que estamos hablando de más de un centenar de pueblos repartidos por nuestra geografía. Las localidades de Aínsa y Boltaña comparten la capitalidad de la Comarca.

La fuerte despoblación sufrida en los años 60 y 70 dejó a muchos de ellos en estado de total abandono, y otros prácticamente despoblados. En la actualidad se vive un fenómeno inverso, aunque de mucha menor intensidad. Ningún municipio alcanza los 2.000 habitantes, sólo Aínsa-Sobrarbe supera los 1.000 habitantes y la mayoría tienen menos de 500, repartidos, casi siempre, entre los numerosos núcleos que los forman.

Fuente: Comarca de Sobrarbe


 

Webcams Ainsa

Síguenos en Facebook